A HOMBROS UN MAESTRO Y DOS QUE OFRECEN ESPECTACULO

Ciudad Real y su feria de la Virgen del Prado dieron comienzo con el riguroso y respetuoso silencio de repulsa y luto hacia el terrorismo y las víctimas del atentado perpetrado el día anterior en Barcelona. Para el paseíllo y carrusel de alta escuela sonó “Manolete” en honor al 70 aniversario de la muerte del monstruo de Linares. Algo más de media entrada registraron los tendidos ante un sofocante calor.

La primera de abono fue una más que aceptable corrida de “El Capea” muy bien presentada y con un comportamiento colaborador en líneas generales, con la nota baja quizá del lote de Andy, y con la positiva de los destacados cuarto y sexto por acompasados y buenos colaboradores.

Tal día como hoy hace 28 años se doctoraba como rejoneador el navarro Pablo Hermoso de Mendoza, de manos del maestro Vidrié y con Curro Bedoya y Antonio Correas como testigos en uno de sus dominios navarros, la plaza de toros de Tafalla. Desde aquella tarde a la de hoy ha conseguido logros históricos e importantísimos en el mundo del rejoneo, pero viendo su actuación en la tarde de ayer, lo que queda claro es que casi después de treinta años sigue siendo el maestro de maestros de algo que llaman torear a caballo, equitativamente distante de lo que llaman simplemente rejonear.

Con la alta equitación que contiene fundamentos de preparación, basados en la doma clásica y deportiva, Pablo ha conseguido elevar el nivel técnico de su toreo a caballo hasta niveles muy desconocidos por el gran público. Un nivel técnico, ignorado, nada apreciado y la mayoría de las veces no valorado por espectadores como el de hoy en Ciudad Real, que busca el bullicio de la cabriola y los alardes circenses pasando por alto lo verdaderamente meritorio que allí abajo ocurre. Con esta opinión no pretendo ni mucho menos corregir a nadie en su comportamiento cuando acude a un festejo taurino, faltaría más, pero me parece necesario hacer justicia con este tema.

Las ayudas que el jinete imprime desde arriba a su caballo para que éste sea capaz de pisar esos terrenos tan comprometidos que requiere el toreo puro y de verdad, pueden ser de diferente estilo, ejecución y formas. En el caso del navarro, la delicadeza y el tacto ecuestre dirigen a cada caballo por la vía como decía antes de una doma, sin necesidad de gamarras, ni latiguillos, ni determinados artilugios de castigo sobre el caballo, que sirvan para hacer más sencillo el dominio del mismo y el sometimiento necesario para llegarle al toro donde sea oportuno.

Dicho esto, la actuación de Pablo ayer en Ciudad Real es para analizar con detalle. Al primero lo entendió perfecto, quizá abusando de un segundo rejón que posiblemente acusó al final el de Capea, siendo un toro medio en su comportamiento al que Pablo templó con la voz, con el tranco, con la media vuelta sobre los pies de “Churumay” de manera sensacional. Después apareció un “Berlín” al que se le vio sobrado y el cual tras la primera banderilla y el consiguiente galope a dos pistas en paralelo a las tablas, quebró por dentro metiendo los posteriores bajo la montura para salir de allí poniendo la carta de presentación de una lección magistral del navarro hoy, así como el bayo “Janucá” al que no parece molestarle su fisonomía larga para doblarse emulando al gran “Icaro”. Con un rejonazo terminó Pablo con el del Capea en el toro que abría la feria ante un público por el momento expectante.

“Jurídico” fue el cuarto, al que no parecieron molestar los 582kg de peso que marcó la romana y se movió con el tranco facilón del Murube enclasado que otorga ese ritmo a las embestidas, necesarias y oportunas para que el caballo durante la lidia se crezca en torero y gane confianza. “Alquimista” iba poner los entrantes parando al burel con una cadencia brutal, ofreciendo el celo de su cola para doblarse en varias vueltas sobre las piernas que levantaron varios “bieeeeeeennn” en el tendido. Tras dicha “Alquimia” apareció “Disparate” y su “hermosina”, suerte que sacó Pablo Hermoso a relucir con este caballo y que hoy ofrecieron su versión redonda, rotunda, preciosa, al mismo tiempo que comprometida, arriesgada y meritoria. Sin duda el momento de la tarde. Tras un rejonazo trasero y el fallo del tercero tuvo que descabellar, reduciendo a uno el doble trofeo. El que supiera apreciarlo le dieron igual las orejas y el descabello, lo de Pablo es caso aparte, es otro nivel, es otra manera de vida, es lo más torero que puede realizarse ante un toro sin ir a pie, y con eso está todo dicho.

El alicantino Andy Cartagena supo camelar los tendidos por la vía del espectáculo como es particular en su concepto, abusando de los alardes, de los desplantes, de las acrobacias, para que el público sobre todo de sol enloqueciera y contagiara al resto en dos capítulos muy parecidos del torero de Benidorm. Su lote también fue el menos colaborador, y este hecho de tirar de sus armas tremendistas tomaron más protagonismo. Quizá si mata al primer intento a su segundo se hubiera ido con cuatro y un rabo de sendas labores con un carácter circense y muy efectista en sus partidarios que en esta plaza sin duda, son mayoría.

La debutante en Ciudad Real Lea Vicens dejó una agradable sensación en los aficionados, por la frescura que supone ver a alguien nuevo que pretende abrirse paso en un mundo tan difícil como este de los toros, tratándose además de ser una mujer. Hoy tuvo un lote dispar, con un tercero más agarrado al piso y un sexto que tuvo un gran comportamiento. Basó sendas faenas en su caballo Bético logrando lo más destacado en el galope de costado a dos pistas, llevando enganchado el tranco de “Beterano” que galopó con ritmo, para que Lea se pegara de esta guisa una vuelta casi completa al amplio ruedo del coso capitalino. Una oreja en cada uno de su lote la harían acompañar al resto de la terna en una triunfal salida a hombros de la primera de feria de la Virgen del Prado 2.017

 

Plaza de Toros de Ciudad Real. Media entrada. Tarde de calor asfixiante.

Toros de El Capea y Carmen Lorenzo de buen juego en líneas generales, destacando por su boyantia y tranco cuarto y sexto.

Hermoso de Mendoza: Oreja y oreja

Andy Cartagena: Dos orejas y oreja

Lea Vicens: Oreja y oreja

Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Barcelona el día anterior.

Los tres actuantes salieron a hombros por la puerta grande.

 Crónica: Víctor Dorado Prado

Galería fotográfica: © Manuel del Moral Manzanares

Comments are closed.