CARLOS ARANDA OBLIGADO A CORTAR LA TEMPORADA

El novillero daimieleño Carlos Aranda se ha visto obligado a cortar la temporada debido al percance que sufrió la tarde del viernes en la plaza de toros de Villanueva de los Infantes. Carlos que hasta ese momento había cuajado una actuación muy notable, al entrar a matar se volvió a cortar la mano izquierda con la espada. Se da la circunstancia que la lesión se produce de nuevo en la misma mano donde Carlos sufrió la cornada el año pasado que le seccionó tres tendones y le tuvo apartado de los ruedos muchos meses.

El novillero fue trasladado al Hospital General de Ciudad Real donde fue operado de urgencia. Allí le confirmaron los peores presagios, la espada había seccionado por completo unos de los tendones y había dejado dañados otros dos, por lo que tendrá que llevar inmovilizada la mano y guardar reposo absoluto durante las próximas cuatro semanas, para después valorar si es suficiente y se puede empezar rehabilitación.

Carlos pierde así varios compromisos profesionales que eran muy importantes para el como la novillada del próximo día 7 de septiembre en Villarrubia de los Ojos con novillos de Víctor y Marín y varios festivales.

Cargando la Suerte pudo comprobar el buen momento por el que estaba atravesando Carlos Aranda hace unos días en el campo en la finca «Hato de Garro», reportaje que les ofreceremos en breves fechas.

Desde estas lineas le deseamos al bueno de Carlos una pronta recuperación y le mandamos mucho ánimo en estos momentos tan duros.

Informa: Manuel del Moral Manzanares

Foto: M. del Moral. (Carlos Aranda el pasado jueves tentando)

Comments are closed.