CARLOS ARANDA OBLIGADO A CORTAR LA TEMPORADA

El novillero de Daimiel sufrió una cornada en su mano izquierda, al realizar la suerte suprema ante su primer novillo en la plaza de toros de Villahermosa la tarde del pasado Domingo. Fue trasladado al Hospìtal General de Ciudad Real donde se le intervino de la herida, reparando los daños sufridos en varios tendones de la mano, así como la reconstrucción del tendón número 3 que se encontraba seccionado en una operación que duró casi tres horas.

Por consiguiente, ayer causó baja en Torralba de Calatrava donde estaba anunciado y se perderá los demás compromisos adquiridos durante esta temporada, pues la recuperación será larga según los doctores. Esta noche Carlos la ha pasado con las lógicas molestias.

Os seguiremos informando de la evolución del novillero, conforme vayan pasando los días y la lesión vaya marcando los plazos de recuperación.

Comments are closed.