ENTRETENIDO FESTIVAL TAURINO EN CARRIÓN DE CALATRAVA

Con lleno en los tendidos en la tarde de ayer se celebró en la plaza de toros portátil de Carrión de Calatrava el tradicional festejo taurino que con motivo de las Fiestas en honor de la Virgen de la Encarnación tiene lugar en el bonito pueblo ciudadrealeño.

Se lidiaron novillos de la ganadería de Víctor y Marín para el matador de toros Damián Castaño, el novillero con caballos Emilio Bresó y los becerristas José Ponce y Aarón Infantes.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de doña Teodora Marín Montero.

Damián Castaño demostró una vez más el buen concepto de toreo que lleva dentro. Ayer aunque empezó un poco más acelerado de lo habitual, consiguió los mejores muletazos de la tarde, largos, templados y sobreponiéndose al molesto viento que durante casi todo el festejo estuvo presente. Falló a espadas y su labor no tuvo premio.

Con su segundo, un bravo novillo del hierro fernanduco volvió a lidiar con el viento y esta vez al acertar con los aceros consiguió las dos orejas. Quedan ganas de ver a Damián en retos superiores con el cuatreño.

Emilio Bresó volvía a hacer el paseíllo después de su buena actuación el año pasado en Almodovar del Campo. Una vez más a pesar de lo poco toreado que está el novillero demostró su buen concepto del toreo, su quietud, su valor sereno y ganas de agradar. Se silenció su labor en su primero y consiguió las dos orejas del quinto que le aseguraban la puerta grande.

José Ponce volvía a Carrión después del triunfo del año pasado en la becerrada y la verdad es que gustó. Es un chaval que tiene muy buen concepto y que por momentos dibujó verdaderos carteles de toros. Sus ganas y valor le hicieron pasar por momentos de apuros y fue volteado varias veces, a pesar de ello sin mirarse volvía a la cara del novillo. A torear se aprende, el valor se tiene o no se tiene y este Ponce lo lleva dentro. Cortó una oreja de mucho mérito, enhorabuena a este becerrista y ojalá tenga suerte.

Aarón Infantes es sin duda el becerrista de la tierra que actualmente más torea gracias a la Escuela Taurina de Alcázar de San Juan que dirige el banderillero Jaime Castellanos. No se le puede negar las ganas que tiene y la afición. Con los palos anda algo acelerado pero consiguió los aplausos del público. Le queda mucho trabajo por delante y debe andar más despacio en la plaza. Ya lo decía el maestro, “las prisas para los ladrones y los malos toreros”. Tampoco se le puede pedir mucho más debido al poco bagaje que atesora. Cortó dos orejas y salió a hombros en compañía de Castaño y Bresó.

Plaza de toros de Carrión de Calatrava. Lleno en los tendidos.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de doña Teodora Marín Montero.

Se lidiaron novillos de Víctor y Marín. De buen juego en lineas generales. Destacaron cuarto y sexto. Los tres últimos fueron ovacionados.

Damián Castaño: silencio y dos orejas.

Emilio Bresó: silencio y dos orejas.

José Ponce: oreja tras aviso.

Aaron Infantes: dos orejas.

Crónica: Manuel del Moral Manzanares

Fotos: © M. del Moral.

Be first to comment