Entrevista a Diego Ortega, un alcalde que apuesta por la fiesta de los toros

Arrancan las ferias y fiestas de una de las localidades que suponen gran parte del motor que hace latir a ese corazón de La Mancha que es la localidad de Alcázar de San Juan. A partir de hoy día 3 y hasta el próximo lunes 8 de Septiembre, se sucederán una multitud de eventos como conciertos, actuaciones, verbenas populares, actividades gastronómicas, deportivas, el baile del vermú y como no, los espectáculos taurinos que se dan cita en su bonita y señera plaza de toros y que suponen una cita marcada en el calendario taurino manchego.
Para hablarnos de su feria taurina 2014, de sus carteles, de su afición y en general de su pueblo, quien mejor que D.Diego Ortega Abengózar, alcalde de dicho municipio y al que Cargando la Suerte declara gran cariño y admiración como persona y como aficionado. Diego tiene 34 años y desde el 2011 trabaja y lucha por darle a los alcazareños lo mejor de sí desde su papel de alcalde. Como ciudadano siempre lo ha hecho, y su carácter solidario y cercano hace de Ortega una persona digna de conocer. Estudió en el colegio de la Santísima Trinidad y en la Universidad Politécnica de Madrid donde se licenció en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF). Es soltero y dedica gran parte del poco tiempo libre a su afición más pasional que después del deporte, es la tauromaquia.

• En primer lugar Diego, ¿cómo se presentan las ferias y fiestas 2014? Háblanos un poco de la programación en general…

En estas ferias y fiestas en honor a la Natividad de la Virgen del Rosario, desde el Ayuntamiento se ha diseñado una programación amplia y variada, dirigida a vecinos de todas las edades, de Alcázar y de fuera de Alcázar, y con actividades para todos los gustos. Conciertos (Duo Dinámico, La Unión… a Bisbal lo hemos tenido en la prefería), demostraciones gastronómicas de platos típicos, Baile del Vermú, verbenas populares, teatros infantiles, exhibiciones ecuestres, flamenco, folklore manchego, actividades deportivas y, por supuesto, toros.
Se trata de una feria solidaria, mediante la aportación de 1€ simbólico por entrada para los conciertos a beneficio de Cruz Roja y la Asociación Contra el Cáncer, además de una feria participativa y que se ha preparado con vocación comarcal para ofrecerla a vecinos que nos visitan de otros municipios.

• ¿De dónde te viene ésta afición sin medida que nos consta que tienes, por la fiesta de los toros y la tauromaquia en general…?

Sin duda, de mi familia. Desde bien pequeñito me llevaban mis padres a los toros, junto a mi hermano. He crecido en una familia en donde la afición y el respeto a la fiesta de los toros ha sido enorme. Guardo en el recuerdo cuando éramos pequeños mis hermanos y yo, que jugábamos a los toros en el salón de casa, montando los toriles y los burladeros con los cojines del sofá y toreando con toallas y trapos de cocina. O en la playa, donde en lugar de hacer castillos de arena, nos dedicábamos a modelar plazas de toros en la orilla. Ahora soy yo quien llevo a mis padres a los toros, devolviéndoles el favor de toda aquella afición que me trasmitieron desde niño.

• Dentro de todos estos actos de feria de los que nos hablas, los toros vuelven a contar con dos espectáculos mayores de mucha importancia…

Por supuesto. No se podría entender la feria de Alcázar sin toros, como en la mayoría de los pueblos de nuestra provincia. Alcázar de San Juan cuenta con una gran afición a los toros, una afición entendida y exigente, que merece lo mejor, sobre todo durante los días de feria. Alcázar ha sido, y es, una plaza referente en la comarca y en la región, y los toros siempre han tenido sitio en nuestra feria como uno de los platos fuertes de las fiestas y que congrega a mayor número de participantes. Este año con Padilla, Aníbal Ruiz y Fandiño el día 5, y con Armendariz, Manzanares y Munera, a caballo, el día 6.

• El regreso a los dos días de toros también supone de alguna manera “echar la pata adelante” una vez más en pro de la fiesta de los toros por parte de Alcázar de San Juan…
Así lo hemos entendido desde la Comisión Taurina del Ayuntamiento, a la cual quiero agradecer su trabajo durante todo el año para ofrecer una feria taurina acorde con la afición alcazareña. Después de dos años celebrando un solo festejo mixto en la feria, hemos apostado por recuperar la tradición de celebrar dos festejos, una corrida de toros y otra de rejones. Ésta ha sido una demanda de los aficionados de Alcázar, y estoy convencido que la ciudad, gracias a su afición, está preparada para poder ofrecer dos días de toros. De la mano de Torosanda, empresa que debuta en la plaza de Alcázar, esperamos satisfacer los deseos de la afición con estos dos festejos con toreros que están en lo más alto del escalafón, tanto a pié como a caballo.

• ¿Sufre el PP de Alcázar de San Juan presiones anti taurinas, al respecto de tu apoyo y divulgación de la tauromaquia como patrimonio nuestro?

En mi responsabilidad como alcalde es cierto que he recibido algunas críticas por defender y apostar por la fiesta de los toros, o simplemente, por no ocultar mi afición taurina. Pero soy consciente que cuando uno tiene responsabilidades y tiene que tomar decisiones, la crítica está a la orden del día. Lo importante es tener claro que en estos momentos es muy importante defender la fiesta de los toros como algo nuestro, que define nuestra cultura y nuestras raíces, y que forma parte de nuestro patrimonio. La defensa y divulgación que de la Tauromaquia se está haciendo desde el Gobierno de Castilla-La Mancha está siendo ejemplo para el resto de comunidades, y en esa tarea siempre estaré contribuyendo, como alcalde y como persona. Así tuve ocasión de hacerlo representando a los ayuntamientos de la región como miembro del jurado de la I Edición de los Premios Taurinos que concedió el Gobierno Regional.

• Éste año todos sabemos que Aníbal Ruiz se despide de los ruedos y convierte a ésta feria en nostalgia para todos los que queremos al torero, en tu caso sabemos que os une una gran amistad…

Está siendo una temporada especial, llena de sentimientos y sensaciones en torno a Aníbal Ruiz. Son muchos años de amistad los que nos unen, ya desde el colegio, y sólo puedo tener palabras de admiración hacia él, como torero y, sobre todo, como persona.
Procuro acompañarle todas las tardes que se anuncia, siempre que mis obligaciones me lo permiten, y he de reconocer que se me pone un nudo en la garganta cuando lo veo torear. Todos coincidimos en que está toreando e interpretando su concepto del toreo como nunca, disfrutando en cada muletazo, sin necesidad de demostrar nada a nadie. Y eso se transmite a los tendidos y le posibilita el triunfo cada tarde.

• Tú que andas muy cercano a él, ¿por qué se retira? ¿Cuáles son los motivos?

Sus motivos tendrá, y hay que respetarlo. Aunque nos cueste entenderlo, cuenta con el apoyo de todos los que le queremos en su decisión de retirarse. Los demás no somos nadie para juzgar la decisión de alguien que lleva jugándose la vida diecisiete años, y que ha demostrado su torería dentro y fuera de los ruedos. Él ha tomado la decisión que cree más acertada para él y su familia, y yo sólo puedo respetarla y apoyarla, aunque me cueste. De todas formas, soy de los que pienso que cuando uno nace torero, muere torero, y Aníbal será torero para siempre.

• Esta sería su última tarde en activo que Aníbal actúe ante sus paisanos pero, ¿existe la posibilidad de una última corrida al termino de la temporada donde sirva de despedía y homenaje hacia el matador?

Ese es el deseo de todos, incluido el mío. Desde el Ayuntamiento, junto con el propio Aníbal, estamos valorando esa posibilidad y creo que con la contribución, colaboración e ilusión compartida de todos, esta opción podría transformarse en realidad. La afición y sus vecinos de Alcázar y de toda la provincia de Ciudad Real quieren a Aníbal, y creo que sería la mejor manera de devolver a la afición el cariño y admiración que ha recibido durante tantos años.

• Imagino que has vivido muchos buenos momentos con Aníbal durante su carrera, acompañándole en muchas ocasiones. Si tuvieras que destacar una, con cual te quedarías…

Han sido muchos los momentos vividos con Aníbal, la mayoría de triunfo, pero también ha habido momentos malos cuando las cosas no salían como él quería. Eso forma parte del mundo del toro, y de la propia vida: el triunfo y el fracaso, como las dos caras de una misma moneda. Afortunadamente, han sido mayores las satisfacciones que nos ha deparado Aníbal. Recuerdo de manera especial una tarde, aún como novillero, cuando tuve la ocasión de sacar en hombros a Aníbal tras una actuación memorable en Campo de Criptana. Tampoco olvidaré el día de su alternativa en Ciudad Real, con su salida triunfal en hombros; o las veces que me ha cedido su muleta en los tentaderos para que saliese a pegar unas series. Pero si me debo quedar con algo, me quedo con dos momentos, uno bueno y otro menos bueno. El menos bueno fue la noche después de la corrida del pasado año en la feria de Alcázar, cuando las cosas no salieron bien, y es ahí donde los que teníamos que estar estuvimos con Aníbal. El bueno está muy reciente, cuando tuve el gran honor de que Aníbal me brindase su último toro en la Feria de Ciudad Real este mismo año, al que cortó las dos orejas en una de sus actuaciones más memorables en la capital.

•Este pueblo de Alcázar de San Juan ha dado una camada de toreros, tanto de luces como de plata importantísima para nuestra provincia, el propio Aníbal, Galán, los Castellanos… ¿actualmente hay juventud que quiera seguir el camino de ellos?

Es cierto que Alcázar es de los municipios que más toreros ha dado en los últimos quince o veinte años. Y gran parte de culpa la tiene el bueno de Manuel Castellanos, como maestro del resto que fueron llegando. Pero la tarea es difícil, ya que es complicado que haya jóvenes que sigan el camino si no hay escuela taurina. No obstante, son muchos los jóvenes aficionados en Alcázar, y en este sentido creo que la fiesta y la afición tiene su continuidad en ellos.

•Ya no solo como alcalde, sino como aficionado y persona que conoce los entresijos del mundillo taurino, ¿cómo ves la fiesta de los toros? ¿Cómo ves al toro bravo de nuestra actualidad y cómo ves a los toreros que hoy en día ocupan el escalafón superior?

Estoy convencido que la fiesta está pasando una etapa de regeneración o de depuración, algo necesario desde hace unos años. Creo que la crisis ha supuesto esa transformación, tal vez necesaria, que necesitaba la fiesta. Ya no se pueden hacer las cosas como se hacían hace veinte años, o incluso menos. Y los empresarios se están empezando a dar cuenta de ello, sobre todo empresarios nuevos y otros de larga trayectoria, con ganas de innovar y de hacer las cosas con seriedad y rigor. No obstante, también quiero hacer una crítica. Pienso que se está corriendo el riesgo de caer en una endogamia, en un círculo vicioso, viendo como cada vez más proliferan apoderados que se hacen empresarios y a la inversa, incluidos ganaderos. En la fiesta, cada uno debe tener su papel, delimitado del resto, porque los intereses entremezclados no traen nada bueno. El problema de la fiesta de los toros no son los antitaurinos, éstos son anécdota, el problema está dentro de la propia fiesta.
Respecto al toro bravo creo que va en alza. Cada vez se están cuidando más y mejor todos los aspectos durante la cría del toro bravo, incluso antes de la cría, en la selección genética. Hoy los toros se caen menos que hace años, en general, y en ello influye la mejor alimentación y entrenamiento que reciben los toros en el campo.
Mención aparte los toreros que ocupan el escalafón superior. En este sentido, ¿qué entendemos por escalafón superior? No es lo mismo escalafón superior que figuras del toreo. Los matadores que vendrán este año a Alcázar ocupan los primeros puestos en el escalafón. Pero, ¿por qué no forman parte del grupo selecto de cuatro o cinco matadores considerados «figurones»? Algunos se lo están ganando por méritos propios, como Padilla o Fandiño. Ahí lo dejo.

•¿Qué le dirías a todos los alcazareños/as y a todos los paisanos de la provincia, de cara a esta feria 2014?

Que vengan a disfrutar de Alcázar y de los alcazareños. Somos una ciudad acogedora, que se pone sus mejores galas para celebrar estas fiestas y recibir a todo aquel que viene de fuera. En Alcázar nadie es forastero ni extraño, y hemos preparado una feria con vocación comarcal, y con actividades participativas para todos.

•Por último y a modo de sueño taurino (que sabemos que los tienes) dinos cual habría sido el cartel soñado para el día de tu alternativa (fecha, lugar, ganadería, padrino, testigo y color del vestido…)

Podría ser políticamente correcto, mencionando la plaza de toros de Alcázar, que no desmerece, pero voy a sincerarme. Mis sueños me llevan a una de las plazas más bonitas y con más embrujo que conozco, Ronda, acompañado en el cartel por el Maestro Enrique Ponce y por Aníbal Ruiz. El color del vestido, Blanco y Oro, que simboliza la verdad y la transparencia, cuando un hombre se funde con el toro en la magia de un muletazo.

Entrevista realizada por Víctor Dorado Prado. Fotografías: Manuel del Moral Manzanares

Prohibida la reproducción total o parcial de los textos y fotografías de esta entrevista sin autorización expresa y firmada del director de este medio.

Comments are closed.