FRANCISCO ASENSIO ENSEÑÓ CÓMO ERAN LAS CORRIDAS DE TOROS EN LA PLAZA MAYOR DE ALMAGRO

Su conferencia dentro del Aula de Tauromaquia sirvió para inaugurar oficialmente el curso de la Universidad Popular.

El catedrático de Geografía e Historia almagreño, Francisco Asensio, ofreció una interesantísima conferencia este lunes en el salón de actos del Palacio Fúcares que sirvió para inaugurar oficialmente el curso 2019-2020 de la Universidad Popular de Almagro, aprovechando su participación en el Aula de Tauromaquia, una de las propuestas con mayor número de matrículas esta campaña.

Dionisio Muñoz, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almagro, y Rosa García, directora de la UP, dieron la bienvenida a los asistentes que prácticamente llenaban la sala. Muñoz se alegró de los datos que arroja este curso, con casi 1.200 matrículas y una treintena de talleres y cursos en marcha. Rosa García, al finalizar la conferencia, entregó un pequeño obsequio a Asensio y agradeció su presencia, recordando que uno de los objetivos fundamentales de la Universidad Popular de Almagro es “ofrecer a la gente la posibilidad de disfrutar aprendiendo, de buscar simplemente el gusto de aprender por saber, que es justo lo que hemos hecho hoy”.

Francisco Asensio, que fue presentado por Álvaro Ramos, coordinador del Aula de Tauromaquia, comenzó su conferencia con una breve introducción sobre los orígenes del toreo, para trazar líneas paralelas sobre el arraigo de las fiestas de toros en Almagro. El objetivo fundamental de la conferencia se centraba en explicar cómo y por qué se celebraban corridas en la Plaza Mayor de Almagro, ofreciendo numerosísimas anécdotas y datos curiosos fundamentalmente de los espectáculos de la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX. Ofreció una recreación virtual de cómo se engalanaba y preparaba la Plaza Mayor, pormenorizando en base a la documentación recabada fruto de sus minuciosas investigaciones, en qué punto se ubicaba cada estrato social. Y generó mucha curiosidad al explicar el recorrido por el que se celebraban los tradicionales encierros de Almagro, desaparecidos en el siglo XIX. Habló de la convivencia entre la Plaza Mayor y el Santuario de Ntra. Sra. de las Nieves como recintos taurinos, hasta llegar cronológicamente a la construcción de la Plaza de Toros de Almagro en el año 1845. Al finalizar se abrió un pequeño turno de preguntas de los asistentes, que aplaudieron al conferenciante con sinceridad.

Informa: Álvaro Ramos Golderos.

Comments are closed.