GINÉS MARÍN, FUTURA FIGURA DEL TOREO

Esta tarde se ha inaugurado la temporada taurina en la provincia de Ciudad Real con una interesante novillada en el precioso coso “La Cuerda” de Almodovar del Campo. Muchas veces los aficionados nos quejamos de que las empresas y los ayuntamientos no organizan novilladas en los pueblos y capitales de España y resulta que cuando se hace un gran esfuerzo como el de hoy por organizar una novillada de categoría la gente no acude. Es cierto que la tarde no acompañaba climatológicamente hablando y que el festejo se televisaba por las cámaras de CMTV, pero luego no nos quejemos porque la entrada de esta tarde en la novillada ha sido muy escasa.

Metidos en materia podemos decir que usando jerga futbolística, en el cartel los novilleros jugaban en distintas ligas, pues hemos visto a un Ginés Marín de primera división, que está pidiendo a gritos el toro y que está para jugar la Champions del toreo, un David de Miranda muy toreado y con un muy buen concepto del toreo no queriendo dejar ganarse la pelea en ningún momento y que seguro esta temporada estará jugando la primera división de los novilleros y nuestro Carlos Aranda que está mucho menos toreado que los anteriores y que desgraciadamente está aun jugando en campos de tierra.

Ginés Marín demostró desde el minuto uno el porqué es el líder indiscutible de los novilleros. Recibió a su primero con unas verónicas muy despaciosas, cargando siempre la suerte. Brilló especialmente con el capote llevando el novillo por “Tapatías” al paso al caballo. Después del tercio de varas volvió a realizar otro precioso quite con el capote a la espalda.

Recibió al novillo en los medios con un pase cambiado sin moverse ni un ápice con la muleta a la izquierda. Basó su faena en este primero con la diestra donde dibujó muletazos de trazo muy largo y templados. Entendió al animal perfectamente dándole sus tiempos. Al finalizar la faena de rodillas en un circular resultó cogido espectacularmente afortunadamente sin consecuencias pero sin mirarse volvió a la cara del novillo de igual manera que lo cogió, poniendo la plaza boca abajo. Faena muy importante de Ginés Marín, seria y sin alardes a la galería. Mató de un espectacular volapié y se le concedieron las dos orejas.

En el cuarto al que tuvo que matar con un pantalón vaquero por el destrozo que le hizo el novillo anterior en el vestido, lo recibió con una larga cambiada en el tercio y una serie de verónicas de mucha calidad. Destacó Ambel Posada en la brega de este cuarto novillo. Marín debido a la escasa fuerza del animal realizó una faena a media altura sin obligar mucho al novillo para terminar en terrenos de cercanías pegándose literalmente un arrimón. De nuevo se vio una gran dimensión en este torero que está pidiendo a gritos la alternativa.

David de Miranda apenas pudo lucirse con el capote con el segundo de la tarde que resultó ser un manso descastado que no se empleó en ningún momento. Con la muleta lo intentó desde el principio David pero apenas pudo sacarle algún muletazo suelto. Imposible de verdad este segundo. Mató de estocada. Ovación.

El quinto De Miranda no quería irse de vacío después del gran triunfo de su compañero y en esta ocasión si pudo demostrar el buen concepto que tiene con el capote en unas verónicas. Como su compañero realizó un quite en los medios con el capote a la espalda cambiando la embestida del novillo muy comprometido y pasándoselo muy cerca de pesar del chaparrón que en esos momentos estaba cayendo en la plaza. No le importó la climatología al torero y se centró en lo suyo para realizarle una faena muy seria al novillo, que comenzó con unos pases cambiados en el centro del anillo que hizo que la gente también se olvidara del aguacero y se centrase en su faena, demostrando que sin duda este novillero puede funcionar. Terminó con unas Bernardinas y mató de pinchazo y estocada y le concedieron las dos orejas.

Carlos Aranda como hemos dicho al principio de esta crónica no juega en la misma división que sus dos compañeros. La tarde de hoy no era un compromiso fácil para el novillero daimieleño, pero debe saber que para estar arriba tiene que pasar muchas tardes como la de hoy. Esperemos que así sea. Con el capote debe mejorar mucho.

En su primero donde destacó Manolo Castellanos a la brega realizó una faena que empezó en los medios de rodillas con mucha disposición. Logró dar muletazos de mucho mérito y a medida que iba pasando la faena se le vio mejor, sin los nervios primeros. Terminó la faena con unos bellos muletazos por abajo rematados muy toreramente . Tenía las dos orejas cortadas pero pegó un sainete con la espada. No se pueden perder las orejas en una tarde tan importante por la espada.

En el que cerraba plaza Carlos salió a revienta calderas y se plantó de rodillas en la puerta de chiqueros. A pesar de la lluvia y del vendaval que hacía, el de Daimiel se mostró muy voluntarioso. Brindó el novillo al maestro Aníbal Ruiz que estuvo pendiente de el toda la tarde. Con la muleta logró momentos de muletazos de trazo largo por ambas manos. Mejor en este segundo Carlos pero debe mejorar y saber que oportunidades como esta no son fáciles en los tiempos que corren. Volvió a fallar a espadas pero se le concedió una oreja como premio a su labor en conjunto.

Esperemos que esta tarde le haya servido y de cara a sus próximos compromisos pueda seguir creciendo y mejorando.

Ficha del Festejo:

Plaza de toros de Almodóvar del Campo, Ciudad Real.

Novillada con picadores.

Novillos de Dolores Rufino. Bien presentados de juego desigual. Manso de solemnidad el segundo.

Ginés Marín (Blanco y oro): dos orejas y oreja. 

David de Miranda ( azul marino y oro): palmas y dos orejas.

Carlos Aranda ( blanco y azabache): vuelta y oreja.

Crónica y fotos: Manuel del Moral Manzanares

Comments are closed.