JIMÉNEZ FORTES, HERIDO GRAVE, BAJA EN CIUDAD REAL

El malagueño no estará en Ciudad Real tras ser cogido gravemente en el cuello, ayer, durante un festejo en Vitigudino. Fortes se encuentra estable, pero en «estado grave». Aún no se conoce sustituto.

Pedro L. Calvillo

Saúl Jiménez Fortes no podrá hacer el paseíllo mañana 18 de agosto, en lo que iba ser su presentación en Ciudad Real, junto a Fernando Tendero y Emilio Huertas. El diestro malagueño sufrió una grave cornada ayer domingo en la plaza de toros de Vitigudino (Salamanca) cuando estaba recibiendo al primero de su lote rodilla en tierra, un ejemplar de la ganadería de Orive, cuando el animal le ganó acción y le prendió del mentón y lanzándolo contra las tablas. El astado le infirió una cornada que «afecta a la base de la lengua, paladar y fosas nasales, llegando a alcanzar la base del cráneo», según informaron anoche los facultativos que le que le operaron durante más de cuatro horas en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca. Imágenes dramáticas que, por respeto al diestro y su familia, no serán publicadas en este medio. Afortunadamente, gracias a la buena labor de los médicos presentes en el festejo, consiguieron estabilizar a Fortes en la enfermería del coso, antes de ser trasladado a la capital salmantina.

Por el momento, desde el complejo hospitalario, donde se encuentra sedado en la UCI, no han emitido parte alguno sobre el estado del espada, sólo se han limitado a decir que «se encuentra estable dentro de la gravedad». Los galenos anuncian que permanecerá así, sedado, durante las próximas 24-48 horas a la espera de la evolución de las heridas.

Tras la de ayer, Jiménez Fortes suma la decimoquinta cornada desde que es matador de toros. Un diestro al que le han dado duro los toros. Sin ir más lejos, el pasado 14 de mayo fue cogido por un toro de Salvador Domecq en la zona submandibular, cuando estaba a punto de abrir la puerta grande de Madrid. En aquella ocasión, como reconoció el Cirujano Jefe de Las Ventas, el doctor Máximo García Padrós, «se ha librado por un centímetro». No obstante, la recuperación entonces fue presta y volvió a la cara de los toros el 25 de junio en Badajoz.

Desde entonces, Fortes había vuelto a la senda de la regularidad, cuajando serias actuaciones como en Pamplona, donde la espada le privó de un triunfo rotundo. Llegada al coso de la calle Espino con un gran ambiente entre los aficionados y con ganas de demostrar que podemos estar ante un torero que de los que marcan época. Ayer volvió a pagar ese tributo de sangre que todos los toreros deben al toro. Aunque él, con quince cornadas en su cuerpo, está saldando su deuda con demasiados intereses pese a su corta carrera como matador de toros.

En cuanto a cómo quedará el cartel donde estaba anunciado mañana, aún no se ha desvelado nada. Caben todo tipo de posibilidades, desde que se quede en un mano a mano entre Tendero y Huertas, así como la posibilidad de que se reconstruya la terna con algunos de los toreros emergentes que mantenga el interés del aficionado. De momento, la empresa Maxitoro guarda silencio al respecto.

 

Be first to comment