JOSÉ IGNACIO DE LA SERNA EN PLANTA