LA JUVENTUD HABLA EN CIUDAD REAL TAURINA

Desde otro lugar muy taurino de nuestra ciudad como es la Taberna Casa del Volapié en la calle Hernán Pérez del Pulgar, se ha vuelto a llevar a cabo una tertulia taurina con personas del mundo del toro de nuestra ciudad como cada miércoles a las 15:30 en CRTV y de la mano de Sofía Nevado. En esta ocasión el tema ha sido La Juventud Taurina; un tema tan importante y vital para el presente y futuro a corto y largo plazo del devenir de la fiesta de los toros y su relevo generacional. El programa resulta siempre muy interesante y además la cadena local lo repite cada hora durante todo el miércoles así como el fin de semana cada dos horas.
Como mayores representantes de esa profesional juventud en nuestro entorno taurino, han intervenido los novilleros Carlos Aranda y Jonathan Anaya. El de Daimiel con una madurez de la que ya hacía gala cuando aún era más niño que ahora, (y eso que son sólo 18 los Agostos que tiene su vida) habló de la importancia del novillo con tres años al que ya se enfrenta desde que debutara con picadores el pasado 31 de Mayo en Guadalajara. Denunció la falta de novilladas picadas en todas las plazas de toros y de esta manera dejó entrever el momento agridulce que atraviesa en su carrera. A pesar de ello apuntó las fechas que ya tiene comprometidas que terminaran siendo en torno a la veintena de festejos como por ejemplo el próximo sábado en Manzanares donde actuará en el festival homenaje por el 80 aniversario de la muerte de Sánchez Mejías. Jonathan Anaya habló de lo significativo que resulta que los empresarios programen novilladas de promoción como la pasada clase práctica tras la presentación de la feria, donde precisamente el novillero de Malagón consiguió cortar las dos orejas, resultando para él un sueño hecho realidad y un paso adelante en su aprendizaje.
En la parte critica y aficionada estuvieron presentes José Ruiz “Parri” y Juan Domínguez quienes analizaron los movimientos tanto a favor como en contra de los que goza o sufre la juventud taurina. José Ruiz desgranó de manera clara que los empresarios deberían hacerse mirar el apoyo que brindan a la fiesta volviéndole la cara a la celebración de novilladas y tiró de las orejas a las administraciones las cuales de alguna manera son cooperadoras de ésta situación. Con la conclusión evidente de que sin juventud no hay fiesta, Ruiz alabó también los gestos tanto de algunos toreros y empresarios de abaratar los costes de las entradas para que la juventud puede tener más fácil el acceso a un recinto que se llama plaza de toros, y que según el periodista muchos de los jóvenes no conocen lo que en verdad sucede en su interior ni el verdadero sentido de ello. Juan Domínguez también apuntó hacia este mismo sentido de los problemas actuales por los que la juventud no entra en una plaza de toros destacando la falta de apoyo por parte de los estamentos. La conclusión ha quedado clara y es que si la juventud no toma el timón del relevo, los problemas que sufre la fiesta se nos multiplicarán por cifras monstruosas. Las administraciones públicas, los profesionales, la prensa, los aficionados y todos los que en verdad se interesen por este tema deben empezar a actuar desde ya, de lo contrario la juventud seguirá siendo un diamante en bruto al que el mundo del toro actual no sabe cómo hacer brillar.

Texto: Víctor Dorado Prado / Fotos: Manuel del Moral Manzanares

Comments are closed.