Llegó la esperada encerrona de Carlos Aranda en Daimiel

A partir de las seis de la tarde el joven novillero con picadores matará seis utreros de “Los Ronceles” ante sus paisanos.

Carlos Aranda se enfrenta este sábado al festejo más importante de su corta carrera taurina con una importante gesta, matando seis novillos en solitario en la plaza de toros de Daimiel. Matar seis novillos o seis toros en solitario, supone siempre en la carrera de los toreros un acontecimiento que normalmente marcará sus trayectorias en función del resultado de dicha tarde. En el caso de Aranda, la encerrona supone un gesto si cabe más importante que el del torero consagrado, porque la experiencia del espada es corta y se encuentra en pleno desarrollo. Por otro lado para el aficionado, despierta mayor interés por ver la demostración de arrojo, descaro y valentía que se va gastar en este caso un chaval con solo veinte años de edad, mostrando una variedad en las suertes y las lidias de cada novillo que permitirán comprobar la tauromaquia que el novillero puede llegar a desarrollar.

Los seis novillos elegidos serán de la ganadería jienense de “Los Ronceles” de procedencia Juan Pedro Domecq por varias vías: Jandilla, Zalduendo, Buenavista, Daniel Ruiz, Algarra… y que por lo que este medio ha podido saber, traen hechuras de eso tan necesario para la calidad del espectáculo, que son hechuras de embestir.

Carlos Aranda debutó con picadores a finales de Mayo de 2014 y debido a las dificultades del sistema, por el escaso número de novilladas picadas y los serios percances que Carlos ha sufrido de manos, con la afectación de tendones y los larguísimos tiempos de recuperación de estas lesiones, provocan que el novillero tenga este sábado una gran oportunidad para volver a dar que hablar, y con el afán de recuperar la expectación que este novillero despertó en sus temporadas sin caballos. Esta semana anterior ha demostrado encontrarse en plenas facultades, lidiando un toro en la ganadería de Román Sorando, al que se le perdonó la vida, y con el que Carlos agarró una gran dosis de confianza y buenas sensaciones de cara a su encerrona de este sábado.

De nuevo la pelota en el tejado de los aficionados, para acudir a una plaza de toros de nuestra tierra donde se la juega uno de los nuestros y donde todos debemos arrimar el hombro lleno de afición y apoyo. Las peñas taurinas de la provincia han reaccionado por derecho y estarán presentes en el coso daimieleño, destacando la Peña Taurina Capote de Oro de Miguelturra, que anda en trámites de llenar de aficionados el segundo autobús gratuito. De otras provincias han confirmado su presencia aficionados de peñas taurinas de Jumilla (Murcia), Trujillo (Cáceres), Jodar, Navas de San Juan, Linares (Jaén), Riaza (Segovia), Logroño (La Rioja) o Nimes (Francia). Esperemos que los tendidos muestren la salud que tiene la tauromaquia y vivamos una tarde importante en la vida taurina de Carlos Aranda, al que le brindamos nuestros mejores deseos. ¡Suerte Torero!

Víctor Dorado

 

 

 

 

Comments are closed.