UN TORERO DE MADRID

( Al gran poeta Rafael Herrero Mingorance )

Tu nombre, Antonio Chenel,

huele a perfume torero

que derramas cada vez

que cruzas por el albero.

Tu toreo es como un chotis

que desgrana un organillo

y que bailan las chulapas

girando sobre un ladrillo.

Hoy los madriles proclaman

tu empaque y tu majestad

y te arrojan el sombrero

cuando te ven torear.

Y si toreas en Las Ventas,

por su tejadillo asoma,

para tocarte las palmas,

la Virgen de la Paloma.

Diego del Moral Ollero

Be first to comment