EL 25 DE AGOSTO SI HUBO TOROS EN ALMAGRO

Todos los aficionados a la tauromaquia de la provincia recordarán que el 25 de agosto era un clásico, una peregrinación de fieles hacia el coso de “La Cuerda” desde distintos puntos de la provincia e incluso me atrevería a decir de muchos puntos de la geografía nacional.

En Almagro las figuras del toreo se anunciaban sin ningún problema, incluso, el matador que actuaba en Almagro, se cuidaba mucho de no anunciarse en ninguna otra plaza de toros de la provincia y así, respetar la “exclusividad” a ese empresario que presumía de que si los aficionados querían ver a esa figura, solo podían hacerlo en la ciudad encajera.

Después como saben, se cargaron a “la gallina de los huevos de oro” y llegó el debacle, incluso Almagro se quedó sin toros algún que otro año.

Afortunadamente, los últimos años se recuperó su feria taurina hasta este maldito año 2020 que siempre será recordado por el año del Covid 19.

Ayer 25 de Agosto no hubo toros en el coso de “La Cuerda”, pero si lo hubo en el precioso patio del Hotel Retiro del Maestre, no hubo toros con la espada y la muleta, pero si lo hubo con la pluma y la palabra de un inconmensurable Álvaro Ramos, que siguiendo el trabajo del bueno de Críspulo Coronel, reconocido aficionado e historiador taurino con más de tres décadas de trabajo sobre la plaza de toros, nos deleitó con una magnifica conferencia, apoyada en imágenes que resumieron perfectamente los 175 años de historia de la Plaza de Toros de Almagro.

Por título “175 Años de Gloria y Broncas”. Como no podía ser de otra manera, todo ello amenizado por un grupo de músicos dirigidos por el amigo Pablo Molina que nos hicieron recordar lo bien que suenan los pasodobles en Almagro.

Después de escuchar el pasodoble “La Entrada” Álvaro hizo una exhaustiva explicación desde como se construyó la plaza, los primeros festejos que se celebraron en Almagro, que fueron en su famosa Plaza Mayor, hasta el momento actual, haciendo también referencia al Santuario Nuestra Señora de Las Nieves donde también se han celebrado algunos espectáculos taurinos.

Otro de los puntos interesantes de la charla fueron numerosas anécdotas que han ocurrido, como lo que costó la construcción de la actual plaza de toros, que la pagaron los aficionados y costó 200.000 reales, empezando a hacerlo el 30 de agosto de 1844 y la inauguraron el 24 de agosto de 1.845.

Capítulo aparte tubo la quema de la plaza de toros en 1.932 que Ramos explicó y nada tiene que ver con lo que la gente cree.

Ramos también hizo hincapié en toreros importantes que han pasado por el ruedo almagreño y empezando por José Redondo “Chiclanero”, pasodoble «Chiclanera»que se interpretó de categoría por los músicos que actuaron. Repasó las trayectorias de maestros de la altura de Curro Cúchares, Lagartijo, Frascuelo, e incluso los más grandes Fernando Gómez “El Gallo”, fundador de la saga “Gallitos”, Manuel García “El Espartero o Manuel Rodríguez “Manolete”. Capítulo especial tuvo como no podía ser de otra manera el célebre, Cagancho.

Triunfos muy recordados como la primera oreja que se cortó en Almagro fue para Manuel Rodríguez “Manolete”, pero no el llorado matador de Linares muerto por la cornada del toro “Islero”, si no el padre de este.

Tragedias como la muerte de “Martinillo” conserje de la plaza de toros la de 1849 de Rafael Bejarano o el fallecimiento por un golpe en la cabeza al caer del caballo  en Las Nieves del picador Cristóbal Ortiz a la edad de 82 años.

Álvaro recordó de forma especial la “Edad de Oro del Toreo”, con José Gómez Ortega “Joselito” que este año se celebra el centenario de su cogida mortal en Talavera de la Reina por el toro “Bailaor”. Joselito debutó en Almagro como novillero el 25 de agosto de 1.912 y al año siguiente como matador, anécdota que contó del libro de José Soto de Paula “Toreros y Diabluras” donde comenta “la tarde de la jindama” que sufrió el gran torero esa tarde y que corroboró años más tarde el médico almagreño de esa época don Huberto Domínguez.

Joselito dos años después eligió Almagro para matar 6 toros en solitario esa temporada donde lo hizo en otras 5 ocasiones más.

Juan Belmonte también tiene anécdota en Almagro, como cuando llegó tarde procedente de Manzanares por una avería. Sánchez Mejías que antes que de matador, actuó en la ciudad encajera de banderillero a las ordenes de Joselito y así un sinfín de anécdotas y curiosidades desplegó Ramos en la tarde de ayer.

Ya en 1.941 fueron toreros como Manolete, Marcial Lalanda, los hermanos Bienvenida, a los que tanto admira el gran banderillero Jorge Fuentes presente en la tarde de ayer junto con su señora, Carlos Arruza, pero como recordó Álvaro anoche, el torero más “mimado” y “consentido” del público almagreño fue nada más y nada menos que el maestro Luis Miguel Dominguín, como cuando en 1947 le dieron el toro entero y el torero regaló la carne del animal al pueblo. Ramos en un gran trabajo de investigación, proyectó imágenes del NODO, donde se pudo ver una de las actuaciones del maestro en Almagro.

Ya en épocas más actuales se recordó a figuras que han pasado por la ciudad encajera como el llorado José Cubero “Yiyo”, Dámaso González, los hermanos Campuzano, Emilio Muñoz, Víctor Mendes, Espartaco, José Tomás, Ponce, Rincón, José Miguel Arroyo “Joselito”, Juli y un largo etcétera teniendo un capítulo especial la figura del maestro alicantino José María Manzanares, por supuesto padre, que fue un ídolo en Almagro y amigo personal de Críspulo Coronel.

Hubo también hueco para recordar el único indulto que se ha concedido el Almagro por parte  Finito de Córdoba en 2006 al toro de nombre «Sabueso» del hierro de Fuente Ymbro.

En definitiva, casi dos horas de buen toreo en Almagro por parte de Álvaro Ramos, donde hubo un recuerdo especial para los que nos dejaron hace muy poco y fueron ilustres aficionados en Almagro como “El Monaguillo” y “El Gordo”.

Sabemos que Críspulo Coronel tiene escrito un liblo con la historia de estos últimos 175 años de historia que a día de hoy no ha sido posible su publicación. Estos últimos meses el historiador almagreño lo está actualizando. Desde esta tribuna, animamos a la Excelentísima Diputación de Ciudad Real y al Ayuntamiento de Almagro, que apoyen esta iniciativa y que aprovechando la Imprenta Provincial dependiente de la Diputación colaboraran para que este trabajo de más de tres décadas, no se quede olvidado en un cajón.

Enhorabuena a Álvaro Ramos, a Críspulo Coronel por la parte que le toca y a Cele y Ana responsables del Hotel Retiro del Maestre que hicieron posible que ayer 25 de agosto, los toros volvieran a la ciudad encajera.

Texto: Manuel del Moral Manzanares

Fotos: @M. del Moral y Hotel Retiro del Maestre.

Comments are closed.