MAS CERCA DE… LUIS MIGUEL VÁZQUEZ

Éste segundo reportaje de invierno hacia los toreros de nuestra tierra tiene como protagonista al matador de toros daimieleño Luís Miguel Vázquez. Un torero joven pero ya en el tramo de madurez como profesional, encarando cada temporada con la experiencia de las anteriores ya que en la próxima cumplirá 10 años, desde aquel 3 de Julio del 2004 en Ciudad Real donde tomara la alternativa.

Haciendo un paréntesis en su preparación diaria con los entrenamientos, le robamos al torero de Daimiel un ratito de su tiempo, para charlar sobre su situación, sus recientes compromisos y los que vendrán próximamente, lo cual le agradecemos enormemente.

Una fría mañana la de éste segundo Lunes de Diciembre que combatimos con un café caliente, en uno de los sitios donde mejor puede uno hacerlo. El Bar España”, situado en la Plaza del Pilar de nuestra capital cuenta con el sabor y ambiente necesario para sentirse a gusto hablando de toros, y así lo hicimos con el bueno de Luís Miguel a lo largo de siguiente entrevista….

 

 

¿Cómo se encuentra en la actualidad Luís Miguel Vázquez? Tanto el torero como la persona…

Pues bien, en un momento de madurez como persona y como torero y además feliz. Buscando nuevos objetivos, y tratándome de abrir camino en nuevos horizontes, y la verdad que muy ilusionado por ello.

 

Nuevos horizontes, como los recientemente visitados. Háblanos de tu paso por Perú. ¿Cómo te ha ido?

Mira, como en alguna otra entrevista que me han hecho, y formulado esta pregunta, he dicho que me recuerda a lo que me han podido contar de España hace cincuenta años aproximadamente, en el sentido de vivir la fiesta con la pasión de antes. Los niños te persiguen por la calle, se quieren hacer fotos contigo, respetan mucho la imagen del torero, y lo hacen sentir importante y admirado. En ese sentido la verdad que te hace subir el ego y por otra parte, el hecho de haber estado una tarde bien con el lote a pesar de no cortar ningún trofeo y que te vayan a buscar al hotel para ponerte de nuevo también me suena a lo que he escuchado de hace cincuenta años en España donde vivíamos una de las épocas doradas del toreo.

 

Todo ello lo habrás notado en el comportamiento del público. ¿Que nivel de exigencia te has encontrado entre la afición peruana?

La verdad que si, todo ello se traduce en el cariño y respeto que también muestran hacia la labor del torero y la pasión con que lo viven.

 

Perú, siempre nos recuerda al malogrado Reina Rincón. Seguro que lo tuviste presente…

Lo tuve muy presente, además hable con su padre poco antes de marchar Yo hacia allí, ya que por desgracia Pepe había viajado cuando ocurrió aquello y me atendió genial poniéndome en contacto con amigos que él tiene en Perú. Mi primer toro se lo brindé a la memoria de José. Pienso que han sido, sino paralelas, circunstancias muy parecidas las que yo estoy viviendo al igual que vivió el, intentando abrirnos camino en nuestra profesión.

En el aspecto ganadero, ¿que impresiones te ha dejado el tipo de toro que se lidia?

La verdad que hay ganaderías buenas aunque con mucha variedad de comportamientos. Por ejemplo la ganadería de San Simón con una base muy buena por poner un ejemplo, que es con vacas de Roberto Puga con pajuelas de Juan Pedro Domecq. Puede salirte el toro difícil con complicaciones, pero también sale ese toro que lo disfrutas y lo saboreas porque se presta a ello con calidad.

 

Los tendidos llenos…

Las plazas llenas a reventar. Ese es otro tema que me llamo la atención. Por ejemplo en Ticapampa llegamos al pueblo y estuvo diluviando. La plaza tenía cuatro dedos de agua y aquello tenia pinta de no poderse celebrar. Pero salí con el mozo de espadas a dar un paseo un par de horas antes de la corrida y estaba la plaza llena de gente esperando, haciendo cola y deseando entrar. Así que a pesar de las circunstancias y del barro etc… Aquello fue para delante por el calor y la pasión de la gente que llena los tendidos allí.

 

¿Que repercusión han tenido estas actuaciones? Nos has contado que hay algo más…

En Perú ya habido respuesta como te comentaba. La persona que me apodera y me gestiona los contratos tiene su radio de acción por allí y la intención es la de prolongar la temporada ya que se solapa con la española y se alarga hasta el mes de Septiembre. Los aviones funcionan de maravilla y lo intentaremos sobrellevar de esa manera si Dios quiere.

 

¿Quien es tu apoderado en tierras peruanas? Cuéntanos un poco mas de el….

Pues se llama Jorge Morriberon y curiosamente fue mozo de espadas de David Gil el cual tiene una historia parecida a la mía, al no tener contratos por la zona de Linares y no contar con el por la zona de Jaén, y se marchó consiguiéndose hacer figura del toreo allí en Perú, llegando a torear sesenta o setenta corridas algunos años. David es amigo mío y me puso en contacto con él, lo cual estoy muy agradecido claro. Pronto nos pusimos deacuerdo.

 

Tiene que ser costoso los desplazamientos desde España con todo el equipaje que lleva un torero etc.…

La verdad que los viajes son caros pero la vida allí es muy llevadera en lo económico, ya que los servicios en general son mas fáciles de soportar en comparación con España.

 

¿Dónde entrenas allí?

Pues hay un espacio bastante grande tipo a un Polideportivo donde entrenamos la mayoría de los toreros que andamos por allí y la verdad que bastante bien.

 

En España y en nuestra zona de La Mancha con nuestra provincia, fue muy complicado conseguir un número mínimo de festejos como hubieras deseado…

Pues si, Yo he hecho todo lo posible. He toreado cuatro festivales y la corrida de toros de Daimiel. A mi lado tuve la figura de mi amigo Pepín, que es un taurino que me hizo gestiones etc… Pero no pudimos llevarlo a cabo ya que no nos atendían en ningún sitio y donde nos atendieron hubo condiciones muy deshonestas.

 

Seguramente hubieras toreado algunas corridas si hubieras dejado a un lado tu dignidad así como el respeto a tu profesión…

Pues si, probablemente si. Siempre ha habido esta circunstancia, pero me marqué unos limites hace unos años y a pesar de torear menos, he intentado defender un poco unos valores quizá de manera equivocada, porque reduje mucho los festejos, de torear aquellas primeras temporadas, donde rondaba la veintena, a torear la mitad y menos hasta la época actual.

 

¿Cómo fue el día de Daimiel?

Pues fue un día especial pero un día muy complicado. Agridulce. Yo quizá no estuve a la altura de lo que se esperaba, pero si es cierto que el ambiente que se originó con esa corrida no fue el más apropiado. Todos sabemos que tenemos seguidores y detractores, y la cosa se puso muy difícil. Yo también soy un torero que anímicamente se me nota mi estado de animo con facilidad y expreso rápidamente mis sensaciones sean para bien o para mal. Todo ello con las complicaciones que se originaron y la corrida que tampoco sirvió hizo que fuera un día difícil para mí.

 

Con las dificultades del día y con las de toda la temporada, ¿de qué manera has sido capaz de mantenerte vivo por dentro y seguir en la pelea?

Si te soy sincero he tenido que ponerme en tratamiento psicológico, sobre todo a raíz del año pasado cuando me vi fuera de Daimiel donde pase un bache emocional bastante grande y lo necesité. No me duelen prendas reconocerlo, además contamos con grandes profesionales en ese tema y gracias a ello conseguí salir de esa situación. El deporte también me ha ayudado y por encima de todo, bebiendo de ésta profesión mía que es la más bonita del mundo, porque vas al campo, cuajas una vaca como sueñas y te sientes el tío más feliz del mundo. Y te hace soñar con verte anunciado en una plaza importante que sale ese toro como esa vaca y lo cuajas igual, y todo ello me alimenta para seguir.

 

¿Te planteaste abandonar?

No, nunca me lo he planteado. He intentado siempre seguir adelante y de una u otra manera continuar caminando en mi profesión sin poner excusas ni pensar en los porqués. Por ejemplo ahora me plantee lo de Perú y mira, ha sido una inyección de moral muy importante que pienso aprovechar al máximo, porque pienso que tengo mucho que decir aun en mi carrera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MANO A MANO

Un lugar: El campo

Una plaza para torear: Ciudad Real

Un hobby: El atletismo

Tú prenda de vestir favorita: Un chándal

¿Eres creyente?: Si

Una película: Rocky

¿Qué odias?: La hipocresía. Sin llegar a odiar nada, pero no me sienta bien.

Una pasión: Los toros.

Un personaje: Mi padre

¿Rubias o Morenas?: “Pasopalabra”

¿Gastoso?: Si

Un placer: Comer

Un vicio: Morderme las uñas

¿Qué te saca de quicio?: La hipocresía

Un aroma: El azahar

Un cantante: Camarón de la Isla

Un deporte: El Atletismo

Un equipo de futbol: Real Madrid

¿Qué te cautiva?: Las buenas personas. La honestidad

Una manía: Cerrar las puertas de los armarios

Un animal: El toro bravo

Una fecha que recuerdes: La de mi alternativa

¿Por ver a quien, acudirías a la reventa?: Siempre que he tenido intención de ir a ver una corrida de toros he tenido la necesidad de no poderme quedar fuera.

Una comida: El jamón ibérico

Una bebida: La Coca Cola

Un coche: No soy muy de coches pero me gustan los clásicos.

¿Que hay en tu mesita de noche?: Ahora broncodilatadores porque padezco de asma.

Un día del año: El 3 de Septiembre

Un defecto: Uff hay muchos, no sabría elegirte uno.

Una virtud: Creo que soy honesto.

Un deseo: Ser feliz por encima de todo.

 

 

A ese deseo de que seas feliz nos sumamos desde “·CARGANDO LA SUERTE”, deseándote buena suerte en los nuevos compromisos, de los que andaremos pendiente los próximos 26 de Enero y 5 de Febrero en tierras peruanas. Muchas gracias Torero.

Texto: Víctor Dorado Prado

Fotografía: Cedidas por L.M.V. ( Internet ) y Manuel del Moral.

Comments are closed.