MAS CERCA DE… VÍCTOR PUERTO

Acompañamos al maestro Víctor Puerto a pasar una jornada bonita de campo en la Finca La Marquesa, donde pastan los astados de las ganaderías de Torreandilla y Torrealberos y rematamos el año 2013 con unas excelentes vacas de retienta de estos hierros, donde encontramos a un Víctor Puerto tranquilo, mas pausado que nunca y con un toreo de muchos kilates, añejo y con cierto aroma mexicano, tierra de donde viene de cumplir algunos compromisos y de intensificar su preparación de cara a la temporada 2014 que pronto empezará en nuestro país. Atrás quedan las casi veinte corridas de toros y varios festivales en los que actuó esta pasada temporada.

Víctor Puerto no es un torero nacido en Ciudad Real, pero siempre se le ha considerado como “torero de la tierra”, ¿que significa para ti Ciudad Real y su provincia taurinamente hablando?

Quizás uno no ha sido de nacimiento ciudadrealeño, pero si se ha considerado a Víctor Puerto por todas las partes del mundo como torero manchego. Cierto es que tanto mi padre, mi tío y yo creo que lo mas importante, es que mi carrera, ha sido quizás la que me vio nacer, ha sido Ciudad Real y su provincia, toreando algunas novilladas y después corridas de toros y he estado siempre muy arraigado a esta tierra.

Torear en Ciudad Real, pues la verdad es que siempre es algo muy bonito y a su vez de gran responsabilidad. Yo siempre he comentado que Ciudad Real, cuando venia su feria, es de las plazas junto con las de Madrid, Sevilla, Bilbao y Pamplona que mas me cuesta hacer el paseillo, por lo que supone para mi interiormente, por la gente, por todo. La verdad es que en esta tierra he tenido tardes muy buenas, otras no tanto, pero si te digo que siempre he visto y notado un calor y un cariño muy importante y gracias a eso muchas veces se sale de los baches, con tu gente.

En la capital, se te quiere muchísimo pero también se te exige muchísimo.

Pero es normal. Porque todos los años había que venir a Ciudad Real y creo que este mundo está lleno de envidias y por naturaleza el ser humano tiende a ser egoísta y es muy difícil darle a cada uno el sitio que cada uno se gana en la plaza o en cualquier trabajo, pero si te digo una de las cosas mas importantes en mi vida, que me siento y me he sentido querido en Ciudad Real y su provincia y me lo demostró hace ya algunos añitos toda la gente de La Mancha el día de mi boda, que este año se cumplen ya diez años, saliendo a la calle a felicitarnos, amigos y mucha gente anónima que quiso trasmitirnos a Noelia, mi mujer y a mi, sus mejores deseos. Fue algo impresionante ese cariño de tanta gente y eso va mas a allá de lo que es tu profesión y cuando uno ve que el público, el Tu a Tu, el roce, eso es por algo, es porque se han hecho cosas importantes en tu profesión y por supuesto casi siempre he intentado estar cerca de mi publico y de mi gente.

Hace unos años, tuviste que parar de torear, fue un descanso casi obligado por motivos de salud. Años mas tarde volviste a los ruedos mucho mas delgado, toreando mucho mas para ti, sin esa presión que te perseguía años atrás de tener que triunfar siempre, ¿Cómo es el Víctor Puerto de ahora?

Pues fué un cúmulo de circunstancias. Mucha parte de culpa de parar de torear la tuvo mi lesión de rodilla que venia arrastrando del Tendón Rotuliano. Teníamos dos posibilidades. Operar o recuperarlo tranquilamente, con mucho trabajo de fisioterapia, y físico y se decidió hacerlo así, sin pasar por el quirófano. Pero además de eso, me hacía falta, porque date cuenta que cuando uno lleva toda su vida al lado del toro y sobre todo entregándote día a día a esta bonita profesión hay momentos que la ilusión se desgasta y hay momentos en los cuales esas ganas de querer crear arte delante de la cara del toro, se evaporan, no se porque, pero yo creo que también muchas veces la cabeza de los artistas debe descansar y fue un cúmulo de circunstancias. La verdad es que fueron dos temporadas, en las que yo no me retiré, porque seguí toreando algunos festivales y alguna corrida benéfica como la de Bolaños de Calatrava con mi tío Antonio Sánchez Puerto, pero si te quitas esa presión de estar todos los días ahí, de tener que justificar tu puesto y de querer estar siempre dándolo todo. Pero es mi forma, mi condición. desde que empecé no he tenido la ventaja o la suerte, no se como llamarlo, de estar apoderado por casas fuertes en las cuales empezabas las temporadas sabiendo que ibas a torear 60 corridas de toros, eso también te quita presión para ir a las grandes ferias. Por lo que tener que jugártela todos los años desde el principio es muy duro y más en un caso en el cual yo no descansaba porque solapaba la temporada española con la americana. Luego a lo largo de los años te das cuenta que hay otras prioridades y es en el momento en el que me encuentro. Momento en el cual he hecho mi incursión en México, que era muy importante para mi, porque necesitaba saber que era lo que allí se vivía y he descubierto que hay una afición increíble, una forma de sentir y vivir el toreo, ni mejor ni peor, distinta, por la condición del toro, por las formas, por todo. No es nada fácil, pero me ha servido muchísimo para seguir aprendiendo en la profesión porque de esto no se acaba de aprender nunca como dicen los grandes maestros, tu faena soñada nunca la terminas y te iras del toreo sin haberla culminado, pero si hay momentos que te enseñan a sentir el toreo con esas sensaciones que tenia uno cuando empezaba a querer ser torero desde muy pequeño. Y este ha sido un poco el caso que a lo largo de mi carrera muchas veces he tenido que ser infiel a mi toreo, a mi forma de sentir e interpretar el toreo por el tener que triunfar todas las tardes y cortar las orejas a base de quizás salirme de esa línea que un sueña y efectivamente, había tarde que cortaba cuatro orejas pero no llegaba feliz al hotel. Y en este momento, como te digo las ideas, las sensaciones que uno tiene son distintas a las que tiene uno cuando empieza. Esta va a ser la décimo octava temporada como matador de toros y hombre la prioridad siempre es triunfar y cortar orejas porque a la hora de la verdad es un cúmulo de circunstancias que se dan reflejados en una plaza con el corte de orejas y de triunfo, pero quizás hay muchas veces que sin cortar orejas uno tiene un triunfo tremendo, sobre todo cuando ahondas en tu sentimiento y eres capaz de emocionar con algo que uno hace.

Víctor, háblanos un poco de la temporada pasada.

Ha sido una temporada marcada ante todo por el tema de México. La cual he estado solapando la temporada española con la mexicana y eso te exige un ejercicio mental muy importante porque hay que cambiar el chip de cara al toro, porque es otra forma de sentir el toreo, me ha servido muchísimo y hago un balance muy positivo e importante en la temporada mexicana, pero quizás mas aquí porque me hacía falta sentirme, creerme que lo que estaba haciendo en la plaza era lo que de verdad me estaba gustando y en muchas ocasiones lo he conseguido. Estoy feliz porque ha habido momentos esta temporada que se ha triunfado. Creo que han sido 18 o 19 corridas de toros en España, mas 8 o 10 festivales mas 10 o 12 corridas de toros en México. Han sido unos festejos para probarse, para ver que estoy en el momento de volver a esas plazas en esas grandes ferias que afortunadamente para mí ya he estado en el comienzo de mi carrera. Y sobre todo sentirte llamado a volver a competir y competir con tus armas y con esas sensaciones que estoy seguro que si surgen y se da el momento puede ilusionar a muchísima gente porque entre otras cosas yo estoy muy ilusionado con el concepto que estoy volviendo a resurgir, que siempre he tenido, que había mamado de una de las fuentes mas puras que puede haber en el toreo como es el caso de mi tío Antonio Sánchez Puerto, que a su vez pues fíjate lo que llevaba detrás, muy marcado por la familia De La Serna, los Bienvenida, etc., todo eso volverlo recrear y ser capaz de ver que todo eso que desde pequeño tenía en mente lo he reflejado en una plaza de toros es algo maravilloso y este año la verdad es que me siento feliz porque ha habido tardes en las cuales me he encontrado y que si hubiese sido en plazas mas importantes se hubiese escrito mucho mas de ello.

¿Entonces podemos decir que el gran objetivo de Víctor Puerto para la temporada 2014 será el volver al circuito de las grandes ferias de España y America?

Yo creo que ese es el objetivo de cualquiera que se viste de torero, pero no es esa cuestión, muchas veces vemos entrevistas que dicen siempre lo mismo, aunque uno lo sienta así, el decir que este es mi año, que estoy mejor que nunca, en cuanto me den la oportunidad triunfo … etc., no es eso. Yo se sinceramente en el momento que me encuentro, se el objetivo que tengo y mi objetivo por encima de todo es intentar ser feliz vestido de luces y ser capaz de expresar todo lo que uno lleva dentro. A partir de ahí Yo creo que las cosas vendrán rodadas y como se den las circunstancias creo que puede haber un antes y un después en la carrera de Víctor Puerto y fíjate que te lo digo cuando estoy muy cerca de cumplir veinte años como matador de toros y eso a mi me ilusiona muchísimo, el salir a entrenar y el ser capaz de crear cosas.

Tú has sido un torero de los que mas campo han hecho siempre. Has disfrutado mucho de los tentaderos y a los ganaderos les gusta mucho que Víctor Puerto les tiente sus animales porque ven en ellos cosas que con otros toreros no ven. ¿Qué sientes cuando estas en el campo?

Estoy en lo que mas me gusta, estoy sacando quizás lo mas puro de mis sentimientos porque ahí no tienes que cortar orejas y lo único que haces es sentirte Tu e intentar hacer la tarea de campo que es para lo que estas ahí. Es complicado a veces hacer bien la tarea de campo porque es muy difícil de separar lo que uno siente a lo que de verdad no deja de ser una tarea campera que es el ver el concepto de los animales, exigirles cuando hay que exigirles, etc. Es un laboratorio especial el que hay cuando estas en el campo y si tienes la suerte de ir a ganaderías donde los ganaderos son buenos aficionados con los que puedes compartir tus impresiones con ellos del desarrollo del comportamiento de los animales, de tus sensaciones, es muy bonito. Pero el campo también te exige mucho, hay veces que se tientan vacas o becerros que desde fuera se ven de una manera y que eran de otra y ha habido que usar la técnica y tocar las teclas correspondientes al animal para que mejore y todas esas cosas me gusta expresárselo al ganadero y que El lo sienta de verdad.

En estos momentos además de travesar un momento extraordinario de madurez profesional, también lo atraviesas a nivel personal con tu mujer Noelia con la que vas a cumplir 10 años de matrimonio y con tus pequeños Víctor y Paola. Todo esto sin duda se refleja en la plaza. ¿Que harías si algún día uno de tus hijos te dice que quiere ser torero?

Pues no lo se. La verdad es que recuerdo las conversaciones que he tenido con los grandes maestros y ellos creían que ninguno de sus hijos serían toreros. A mi me encantaría porque es una de las profesiones mas de verdad que hay ahora mismo, no lo que rodea al toreo, si no cuando estas en la plaza el toro y tu, ahí eres Tu solo y el toro, no importa sexo, edad, solo importa tu preparación, tu afición, tu ilusión y el amar a esta profesión porque como es tan de verdad a veces me gustaría, pero se lo que se sufre, lo duro que es. Quizás lo menos duro es cuando un toro te pega una cornada, que puedes perder la vida, de acuerdo, pero uno esta vivo y se pueden perder tantas cosas, lo normal es que si estás vivo cuando te levantes lo peor que te puede pasar es que te mueras. A la hora de la verdad es una profesión muy complicada pero es grandiosa. A mi me ha dado momentos de felicidad muy difíciles de expresar y por eso después de 18 años de alternativa, con 40 años, tienes una sensación de decir que me falta muchísimo por hacer en el toreo, necesito volver a crear, necesito sentirme, ya solo esta tarde en el campo con estas vacas viejas de retienta, esto es una maravilla, ser capaz de hacer que un animal, el cual esta toreado, hombre tenían una condición muy buena, pero el hacerles olvidar que ya se han toreado, que empiecen sin humillar y acaben humillando, etc., eso es algo grandioso. Por eso a mi no m importaría que alguno de mis hijos se dedicara a esta bonita profesión, pero que intentaran ser de los mejores, porque es siendo así y se pasa mal, no estando en ese circulo, en esas grandes ferias yo también lo he vivido estas ultimas temporadas eso es muy duro, pero la vida es así de ingrata muchas veces.

Dentro de tu carrera profesional has tenido a apoderados importantes como Los Choperitas y hombres independientes también de mucha importancia en el mundo del apoderamiento como han sido el desaparecido Antonio Corbacho (QPD), Pepe Luis Segura, Santiago López, etc., pero hay una persona clave en tu vida que es tu padre. Un gran taurino Víctor Sánchez. Los años que realmente Víctor Puerto ha funcionado han coincidido con que la persona de tu padre estaba cerca. ¿Qué supone para tu la figura de tu padre?

Una de las cosas más importante que hay y que quizás algunas veces ha ido en nuestra contra y ha ido a veces en nuestra contra porque en los momentos mas claves no han salido las cosas. Bien porque no ha acompañado la suerte o porque Yo no he estado a la altura de las circunstancias, pero cuando las cosas funcionan ya no es que sea tu padre, es que sea un gran profesional y en este caso si lo es. Es un enamorado del toreo, conoce a todo el mundo, conoce el toro en el campo como muy pocos, conoce la dureza que es el decirle a un hijo que hoy tiene que ser, que hoy es el día que hay que salir por una puerta o por otra, que tiene que pasar algo y ha habido muchas tardes en las que he tenido que ir para adentro y ves el sufrimiento y ahora es cuando quizás soy mas coherente con esa situación porque tengo dos hijos y sabes lo que te costaría decirle a uno que hoy o sales a hombros o por la enfermería y para mi todas esas cosas son de quitarse el sombrero y cuando de verdad ha hecho falta, en momentos muy duros y complicados ha conocido al torero que en este caso ya no era su hijo era Víctor Puerto, sabía sus limitaciones, sabia también donde se podía apretar y sobre todo hay una cosa muy importante, que ilusiona y cuando surge eso no hay nada que se ponga por delante y se han hecho cosas muy bonitas. Se ha sabido decir que no, que eso es lo mas duro y complicado, se ha sabido hacer muchos favores que afortunadamente a nivel personal me siento orgulloso de ello, aunque luego a veces no sea uno recompensado porque las cosas se olvidan, se han hecho muchas corridas benéficas, etc. y estoy muy orgullosos en primer lugar como padre y segundo como profesional taurino que ha estado a una altura imposible de superar, estar a la altura a lo mejor, pero de superar momentos de no tener nada y ser capaz de meternos ahí es insuperable. Todo a base de ilusión, sabiduría y amor a la profesión.

¿Qué deseas para el año que acabamos de inaugurar?

Pues yo creo que deseos se tienen todos, intentar a ver si somos capaces de salir de este atolladero en el que nos encontramos quizás por nuestra mala cabeza, quizás dejarlo en manos de gente que no ha sabido valorar a un país como España, pero sobre todo desearles a la gente lo que para mi pretendo entonces fíjate, Amor, Ilusión, Salud, Trabajo que no está nada fácil y ser capaces de volver a ser ese país que ha sido España, un referente de ilusión de ganas y cojones ante las adversidades.

Pues desde CARGANDO LA SUERTE te deseamos muy sinceramente todo eso para ti y te agradecemos el habernos permitido acompañarte esta estupenda tarde de diciembre en esta maravillosa Hacienda la Marquesa en la que hemos disfrutado mucho de tu toreo, de tu persona y sobre todo de tu amistad.

Comments are closed.