EL AUGE DE LA FIESTA, EVIDENTE EN MANZANARES

Y digo auge, porque aunque desde muchos sectores, medios y opiniones nos quieren vender como que la fiesta está de capa caída. Cuando ayer en Manzanares pudimos ver que haciendo las cosas medianamente bien se pueden dar muy buenos resultados.

A la entrada de la plaza había un reducido grupo de “antitaurinos” (15 a lo mas), bien escoltados por la Guardia Civil, frente a unas 4.000 personas que podía haber dentro de la plaza pagando entre unos 30€ y unos 90€. Consecuencia de un cartel equilibrado con el triunfador de Madrid, Sebastián Castella, el popular David Fandila “El Fandi” y por delante a caballo el rejoneador Diego Ventura.

Tres cuartos de Plaza llenaban los tendidos de Manzanares en un tarde agradable, que a pesar de la canícula típica en estas fechas, se hizo llevadera por una leve “brisita” que para nada molesto a los actuantes en el ruedo. Se lidiaron para el caballo” toros de Soto de la Fuente y para “a pie” astados de Montalvo, aunque se anunciaron toros de la ganadería Onubense de Albareal.

Diego Ventura, que actuaba en primer lugar, no tuvo suerte con su primero. Un animal que resulto muy parado sin acometer a los cites de Diego. Aun así “tiró de oficio” y pudo justificarse ante el público. Un pinchazo y medio rejón de muerte que le valió para cortar una oreja de escasa petición que el generoso presidente le concedió.

Su segundo un manso descastado y con graves problemas en las manos que le hacían no apto para la lidia fue devuelto, saliendo un sobrero que hizo disfrutar al personal. Con bastante más motor que sus hermanos dio juego en todos los tercios, permitiendo ejecutar a Ventura su maravilloso concepto del toreo a acaballo. Coloco banderillas a dos manos galopando y llevando al toro embebido con la grupa. Llegó a los tendidos revolucionando al publico Manzanareño con las típicas alarácas de estos centauros del toreo. Tres pinchazos y un rejonazo certero no le privaron de cortar otra oreja como premio a su actuación.

Antes de comenzar con el toreo a pie, me gustaría dar un toque de atención al responsable del personal de la plaza, pues tuvimos que aguantar el bochornoso espectáculo del “señor” que pintaba las rallas del tercio. Que además de realizar “regular ná´mas” su trabajo, se tomo la licencia de saludar cual figura del toreo a sus paisanos desde el ruedo. Faltando así el respeto a los profesionales actuantes que miraban asombrados a dicho personaje.

“El Fandi” recibió a su primero, un anovillado animal, con 2 largas cambiadas de rodillas que siguió con unos pases a la verónica para después sacárselo hasta el tercio por chicuelinas y rematarlo con un recorte ”gallista” a una sola mano. Realizó un quite por tafalleras antes de ejecutar su famoso tercio de banderillas, que dejó satisfecho al publico que tanto lo espera. Ya con la muleta, David quiso a hacer las cosas bien, estando cruzado con el toro que tenía una embestida “sosona” pero metió la cara abajo y con nobleza. Mató de una estocada entera pero el astado tardó en caer y fue premiado con dos orejas del amable público.

En su segundo el granadino tras su recibo capotero, le cedió el quite al sobresaliente “Chapurra” que nos regalo unos bellos lances a la verónica rematados con una media con mucho sabor. En la muleta anduvo mas despegado que con el primero y abusando mas del pico con el toro mejor presentado de la tarde. Pinchó y luego con media estocada que fue efectiva le arrebato una oreja.

Sebastián Castella que se presentaba en Manzanares y además como uno de los matadores que a día de hoy está en la “cresta de la ola” por sus últimas buenas actuaciones en las más renombradas plazas de España; recibió a su primero toreando a la verónica sacándolo hasta la primer ralla del tercio. Realizo un bonito quite por chicuelinas y tras brindar al publico, comenzó la faena con unos escalofriantes estatuarios haciendo gala de la ya conocida quietud del francés. Nos dejó unos bonitos naturales y el toro se fue viniendo abajo quedándose más corto cada vez. Aunque un poco aturullado Castella le puso la emoción que le faltó al toro. Tres pinchazos y media estocada algo caída no le restaron puntos a la hora de cortar una oreja. El último toro de la tarde que fue el mejor por su juego y cualidades Sebastian bordó el toreo, dándole más sitio y estando más templado, sin tanta celeridad. El publico de Manzanares se emocionó viendo como le sacó toso el partido posible por los dos pitones. Otra vez la espada le hizo perder la segunda oreja.

En líneas generales sirvieron los toros de “Montalvo” y se dejo el segundo del Soto de la Fuente en una tarde en que todos disfrutamos. Y eso sucede cuando una empresa en condiciones y un Ayuntamiento colaborador se ponen mano a mano a recuperar una plaza tan mítica como la de Manzanares.

 

Toros de Soto de la Fuente para rejones y Montalvo para el toreo a pie.

Diego Ventura: Oreja y Oreja.

David Fandila “ EL Fandi” (turquesa y oro): 2 Orejas y Oreja.

Sebastián Castella (catafalco y oro): Oreja y Oreja.

Sobresaliente “Chapurra” (catafalco y oro).

Crónica: Marcelino Abenza.

Galería fotográfica: Manuel del Moral Manzanares.

Foto salida a hombros: José María Fresneda.

Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier texto o fotografía de esta página web sin autorización expresa del director.

Comments are closed.