LA PLAZA DE TOROS DE CIUDAD REAL, LA VERGÜENZA DEL EQUIPO DE GOBIERNO DE LA CAPITAL

A principios de año, más concretamente el 25 de enero, la Excelentísima Diputación de Ciudad Real, que preside el socialista Don José Manuel Caballero, traspasaba oficialmente la titularidad de la Plaza de Toros de la capital, hasta ese momento propiedad de la Diputación, al Excelentísimo Ayuntamiento de Ciudad Real.

Ese era el momento en el que se oficializaba el traspaso de poderes, aunque ya desde años anteriores, el equipo de gobierno municipal entonces presidido por la popular Doña Rosa Romero, ya venía ejerciendo como propietaria del Coso, a falta tan solo de la trasferencia legal de documentación.

Ese día, que todos los amantes a la Fiesta Nacional en la capital y provincia celebramos, el Presidente de la Diputación manifestó literalmente; “sabemos que se va a hacer un buen uso de la plaza de toros, poniéndola al servicio de los ciudadanos”.

Estando presente como testigo de este acto el señor concejal de cultura, promoción económica y responsable de asuntos taurinos Don José Luis Herrera, se firmó esa mañana la escritura de cesión a la señora alcaldesa de Ciudad Real Doña Pilar Zamora.

Ese mismo día, además de la entrega de llaves por parte de una Institución a otra, se aprobó una subvención a favor del Consistorio municipal de 200.000 euros que se recibió al mes siguiente.

Ese importe solo se podía destinar únicamente a mejoras de la Plaza de Toros para que, (según nota de prensa de la propia Diputación) “mejoras de la Plaza de Toros  con el objetivo de que el inmueble pueda ser utilizado en condiciones óptimas para su función principal que la celebración de festejos taurinos pero también para otros usos”.

El señor Caballero en ese mismo acto manifestó lo siguiente:

“La plaza de toros tiene mucho simbolismo y un enorme valor, no sólo patrimonial, ya que forma parte de la memoria colectiva de todos los hombres y mujeres de Ciudad Real que hemos asistido tanto a espectáculos taurinos como de carácter cultural. Me alegra, por lo tanto, que el uso que se le va a dar no sea únicamente el taurino, aunque sí el principal, sino que será un recurso al servicio de toda la comunidad y de todo el potencial cultural, deportivo, lúdico y de ocio que tiene esta instalación”.

Refiriéndose a la señora alcaldesa comentó lo siguiente:

“Antes de que yo hubiera tomado posesión de la presidencia de la Diputación, ya me pidió la plaza de toros y me pidió también recursos económicos para adaptarla, adecuarla y, en definitiva, hacerla más accesible y más cómoda cuando se use”.

 En ese mismo acto la alcaldesa también se dirigió a la prensa con estas palabras:

“Queremos una plaza de toros viva, donde la ciudadanía pueda disfrutar de eventos de toda índole y donde los festejos taurinos se puedan realizar con la brillantez y la seguridad que se merecen. Hay que rehabilitarla, hay problemas de accesibilidad y vamos a hacer un espacio para el disfrute de los vecinos y vecinas de Ciudad Real y para ello teníamos que tener las escrituras. Ahora está en buenas manos y se va a trabajar para que sea un espacio de disfrute”

Pues bien pasados ya seis meses de la firma de las escrituras nada de nada. Aquí el único que ha cumplido ha sido el Presidente de la Diputación el señor Caballero, pero a lo que se refiere al equipo de gobierno, con la señora alcaldesa doña Pilar Zamora a la cabeza nada de nada.

¿Dónde han ido a parar esos 200.000 euros que se deben de destinar al mantenimiento y conservación de la plaza de toros? ¿Y los otros 29.218 euros que se aprobaron en “El pleno de la traición” en diciembre del 2015 para conservación y mantenimiento del edificio?.

La verdad es que no lo sabemos, lo único cierto es que la plaza de toros de la capital, un inmueble de 1843, patrimonio de todos los ciudadrealeños está en un estado lamentable.

Usted dijo que quería una plaza de toros viva. ¿Viva? De vegetación, culebras, ratas y de gente haciendo botellón y pintadas por la noche.

Hay parte de la plaza que corre serio peligro de hundimiento por la parte de la casa antigua del conserje, el ruedo está en un estado lamentable lleno de vegetación, la fachada sucia y con pintadas, la Puerta Grande oxidada e incluso los tendidos ya hay hierba, matojos, etc. No nos queremos imaginar como estarán los corrales, las cuerdas de las puertas, el toldo de los toriles y la grada y accesos de sol.

Señora alcaldesa, señor concejal, ya sabemos que ustedes están donde están gracias a sus socios de gobierno “Podemos/Ganemos”, y que estos están totalmente en contra de todo lo que huele a España, a los toros, a nuestras tradiciones y todo eso. Pero desde esta Tribuna les digo que ustedes deben gobernar para todos. Incluso para los taurinos señora alcaldesa. Que por cierto les recuerdo que también votamos.

Sabemos señora Zamora que usted no es aficionada, pero cuando tomó posesión del bastón de mando, usted personalmente a este que escribe, le dijo que a pesar de no ser aficionada, también gobernaría para los taurinos, que seguiría habiendo toros, que la plaza se cuidaría. Pues de momento, la plaza está en un estado que nunca habíamos visto.

Pero cuando usted me confesó que no era aficionada, lo cual respeto profundamente, no le di más importancia y me quedé tranquilo porque el responsable de asuntos taurinos iba a ser el señor Herrera. Aficionado confeso. Yo, ingenuo de mi me dije. Tranquilo que este tío lo va a hacer bien. Es aficionado, dialogante y además concejal de cultura y promoción económica. ¡Joder! si se daban todos los condicionantes para que esto funcionara mejor que nunca. Porque, ¿qué mejor promoción económica para una ciudad que la feria taurina, donde vienen miles de aficionados de otros pueblos de la provincia y del resto de España?. Seguro que irá todo bien.

Pues anda, la primera en la frente, el señor Herrera es cómplice de la traición y vota a favor de retirar la subvención a los festejos taurinos. Esos festejos taurinos que suponen un gran incentivo económico a los establecimientos, restaurantes, hoteles, etc de la ciudad. Parece mentira que el concejal de Promoción Económica no apoye la subvención a los festejos taurinos a pesar de lo que económicamente repercute en la ciudad. Y encima aficionado, como diría Trillo, “manda huevos”.

Hace unos días otra de las concejalas del Ayuntamiento, en este caso la señora doña Manuela Nieto anunciaba un concierto de Estopa en la plaza de toros uno de los días grandes en Ciudad Real en la Pandorga. Eso, esperemos, sirva para adecentar la plaza de toros, pero que se den prisa, porque trabajo tienen y mucho. Este tipo de festejos sirven también para la buena conservación del coso, debería haber más.

¿No cuesta menos el mantener en buen estado la plaza de toros que no ahora deprisa y corriendo tener que arreglar todo de mala manera?.

Todo esto del penoso estado de nuestra plaza de toros se debe en gran parte a lo que viene denunciando Cargando la Suerte desde hace tiempo. Y no es otra cosa que a los pocos días de tomar posesión este equipo de gobierno, a los profesionales taurinos que estaban entrenando en la plaza diariamente, les retiraron las llaves.

Cuando estos profesionales entrenaban, al menos el ruedo se mantenía en perfecto estado, pero desde entonces, a la plaza de toros no entra nadie. Esta primavera ha sido de muchas lluvias y las cosas hay que cuidarlas. ¿Tanto problema era que un grupo de profesionales entrene en la plaza de toros?

A mi que me o expliquen, a mi y a tantos y tantos aficionados y no aficionados que han visto las fotografías del estado actual de la Plaza de Toros y se han indignado.

¿De verdad se atreverían ustedes a tener cualquier otro edificio municipal en este estado? Yo creo sinceramente que no.

Desde Cargando la Suerte seguiremos denunciando todo este tipo de cosas a pesar de amenazas y alguna retirada de publicidad, pero no nos van a callar. Gracias a Dios contamos con miles de seguidores y defenderemos a pecho descubierto la Fiesta Nacional, a nuestros toreros, ganaderos y empresarios de la tierra, a las peñas taurinas y denunciaremos todo aquello que nos parezca injusto y como es el caso del estado de la Plaza de Toros más importante de la provincia, el Coso de la Glorieta de Juan Pérez Ayala, indignante y vergonzoso.

Recordamos a nuestros lectores que la plaza de toros de Ciudad Real se inauguró el 17 de agosto de 1843 y es un Bien catalogado de protección por su valor monumental, histórico, paisajístico y ambiental.

Manuel del Moral Manzanares

Director de Cargando la Suerte

Fotos: M. del Moral, G.P. Diputación.

 

Be first to comment