¡QUE PUTO BOCHORNO!

Desde mi burladero por Manuel del Moral Manzanares (Director de Cargando la Suerte)

En la tarde de ayer vivimos en la plaza de toros de Manzanares algunos momentos bochornosos que no se deben repetir en ninguna plaza de toros.
En primer lugar, asistíamos a la reaparición del diestro Julio Aparicio, que unos días antes, nos atendía muy amablemente a la llamada de Cargando la Suerte y a preguntas de mi compañero Víctor Dorado, nos comentaba lo ilusionado que estaba, lo preparado que estaba tanto físicamente como mentalmente para su reaparición en los ruedos vestido de luces. Pues bien, pudimos comprobar que ni lo uno ni lo otro. Julio no solo no estaba preparado físicamente, pues desde que entró por el patio de cuadrillas de la bonita plaza de toros de Manzanares, se le vio descompuesto, pálido, sin respiración, acompañado en todo momento por su mozo de espadas que no paraba de darle vasos de agua, si no que tampoco lo estaba mentalmente. Julio nunca ha sido un torero que haya destacado por su valor ni por sus gestas, pero si ha sido un buen torero, de los denominados toreros de arte, que han cuajado faenas que se te quedaban en la retina. Pero ayer Julio Aparicio no estaba en condiciones de ponerse el traje de luces. No quiso ni ver a su primer toro, un toro que se quedó sin poder demostrar sus condiciones, porque además de masacrarlo en el caballo, Aparicio se limitó a quitárselo de en medio en cuanto pudo. En su segundo toro, después de que su peón le diese unos lances y se lo preparase, hizo el intento de ponerse delante, pero ni el corazón ni los pulmones le dejaron.
Julio Aparicio ayer le hizo a la Fiesta un flaco favor. Se arrastró por un ruedo e hizo el ridículo y lo que es peor, le quitó un puesto a un matador de toros que si le hace falta, que si está preparado y que si lo necesita.
El año pasado en esa misma corrida, tomó la alternativa un torero de la tierra, Emilio Huertas. Emilio triunfó ese día y salio a hombros por la Puerta Grande, pero está visto que eso ya no sirve para mucho, porque a las empresas lo único que les importa es el compadreo y sus intereses. Ayer en la plaza de toros de Manzanares no había ni mil personas de pago, ruina total en la taquilla. ¿Alguien duda de que Emilio Huertas hubiese llevado más gente a Manzanares que Aparicio? Yo no tengo la menor duda. Pero ni Emilio, que se ganó el año pasado el derecho a volver en el ruedo, ni cualquier matador de toros local que está preparado.
Evidentemente, cada empresa es libre de contratar a quien considere, faltaría mas, pero señores, seamos serios y sobretodo seamos inteligentes. Claro que mucha culpa de todo esto la tienen los Ayuntamientos. Ayer en los micrófonos de CLTV el alcalde de Manzanares, Don Antonio López manifestaba su enfado e indignación por la actuación de Aparicio, ¿pero que se esperaba, que cortara dos rabos? Pues don Antonio, parte de la culpa de lo que sucedió ayer en su pueblo la tiene usted por consentir y aprobar ese cartel y permitir que se la dieran a usted, al pueblo de Manzanares y a toda la afición de la provincia.
¿Qué pensaría ayer el bueno de Manolo Lozano que presenciaba la corrida desde el callejón? Manolo Lozano que fue empresario de esa plaza en sus mejores años, llevando los mejores carteles. Claro que no pudimos preguntárselo porque se fue a media corrida quizá abochornado por lo que se ha convertido la plaza que tantas alegrías le dio a el.
Otro de los espectáculos bochornosos de la tarde de ayer fue el de algunos personajillos, (me niego a llamarles compañeros). Y lo peor es que no es cosa nueva. Parece que están poniendo de moda el acompañar a los toreros en el paseíllo mientras hacen fotos. Y digo yo una cosa. ¿Para que narices quieren treinta fotos del paseíllo? ¿Nadie les ha explicado que eso no se puede hacer? ¿Dónde está el delegado gubernativo? ¿A que medio de comunicación representan?
Me parece bochornoso. Desde hace tiempo lo venimos avisando. Lo peor es que ayer en Manzanares, hubo compañeros que sí van a trabajar para medios de comunicación de la provincia, que no tuvieron su pase de callejón porque había numerosas solicitudes. Se nos explicó que en esta ocasión solo se nos concedería uno por medio. Hasta ahí todo correcto, pero esto no es así. Me niego en rotundo y lo denuncio, no se puede quedar un compañero de un medio, entre otros Lanza, La Tribuna y Cargando la Suerte, sin pase de callejón para cubrir la información taurina profesionalmente como venimos haciendo muchos años, para que vayan al callejón chuflas con cámaras de fotos y blogueros amiguetes. Lo denunciamos y lo volveremos a hacer cada vez que sea necesario. Esto es mas serio.

Be first to comment